Ejercicio militar multinacional en territorio ruso

Por Rosendo Fraga.

El ejercicio militar Vostok 2022 realizado del 1° al 7 de septiembre en la región rusa de Siberia, es una respuesta en política exterior al aislamiento generado por Occidente sobre Moscú por la invasión a Ucrania. La palabra Vostok en ruso significa “Este”, que en el caso concreto se refiere a la Siberia Oriental, lindera del Ártico y China. El ejercicio anterior de este tipo se realizó en 2018. Tuvo una magnitud mucho mayor que la actual. Los efectivos que participaron fueron cinco veces más que ahora. Pero el de este año adquiere una importancia político-estratégica mayor, al realizarse en simultáneo con la guerra de Ucrania. Entonces participaron sólo tres países: Rusia, China y Mongolia, que de por sí ocupan una amplia superficie del extenso continente asiático. Fue el primer paso en función de una eventual alianza militar entre Moscú y Beijing. Ahora se ha ampliado a catorce países y participa también India, país que es una potencia en Asia y que va camino a serlo en el ámbito global hacia fines de la década que se ha iniciado. Nueva Delhi ha mantenido una política neutral ante la guerra de Ucrania, pero en términos económicos ha rechazado participar en las sanciones económicas a Rusia y votar contra ella en los foros internacionales. Participan también las cinco ex repúblicas soviéticas que integran la OTS, la alianza militar de Rusia en su entorno: Bielorrusia en Europa, Armenia en el Cáucaso y Tayikistán, Kirguistán y Kazajstán en Asia Central. De las ex repúblicas soviéticas también participa en el ejercicio Azerbaiyán del Cáucaso. En el sudeste de Asia Laos y en el África Sahariana Argelia. También lo hacen Siria en el Cercano Oriente y Nicaragua en América Latina. Para Rusia, las maniobras ensayan acciones de agrupaciones de coalición de diverso tipo, que apuntan a garantizar la seguridad militar de la Federación de Rusia y los Estados aliados en la zona de responsabilidad de su circunscripción militar Este.

Desde el punto de vista militar, aproximadamente el 90% de los efectivos y los equipos militares del ejercicio son aportados por Rusia. Participan en total 50.000 hombres, 140 aviones, 60 buques y 5.000 vehículos blindados de distinto tipo. Los ejercicios se realizan en forma simultánea en 13 campos de entrenamiento y de tiro de las Fuerzas Armadas rusas en Siberia. China participa con 2.000 hombres y 3 buques, que son el destructor Nanchang -es el primero de clase Tipo 005 de 10 mil toneladas desarrollado independientemente por China-, la fragata Yancheng y el barco de reaprovisionamiento Dongpinghu. Esta flotilla participó en el operativo conjunto con los buques rusos. Se realizó en el Mar de Japón -un aliado clave de Estados Unidos en el Indopacífico-, y en particular en el llamado Mar de Ojotsk. El experto militar chino Song Zhongping dijo al diario oficial The Global Times que “la interacción entre China y Rusia en varios campos de los asuntos militares se ha normalizado”, por lo que considera que “bajo la situación actual, es crucial que China y Rusia fortalezcan la cooperación integral, especialmente en el campo militar, lo que ayuda a mantener la paz y la estabilidad regionales, pero la cooperación militar no apunta a terceros”. El Ministerio de Defensa de Japón siguió con especial atención la fase naval del ejercicio Vostok, detallando públicamente los nombres y capacidades de los buques que participaron en la fase naval del ejercicio, y desplazaron unidades propias en alerta. Este ejercicio podría ser el antecedente de patrullas conjuntas ruso-chinas sistemáticas en estos mares.

El Presidente ruso, Vladimir Putin, se hizo presente en el ejercicio militar, destacando su significación en plena guerra con Ucrania. Los ejercicios se realizaron en cuatro etapas. La primera fue el despliegue de las tropas, la segunda la planificación de campañas conjuntas, la tercera la implementación de las mismas, y la última fue la organización de la retirada de las fuerzas. Aunque simbólica, la participación de la India tuvo un fuerte sentido político: envió 75 hombres, pese a su histórica rivalidad con China, hoy atenuada por la participación de ambas potencias asiáticas en el Grupo de Shanghai, que busca coordinar acciones de cooperación en materia de seguridad. Voceros del gobierno chino han dicho que la participación de su país en el ejercicio Vostok 2022 no tiene relación con lo que sucede en Ucrania. Esto es así desde el punto de vista estrictamente militar, pero no en lo político y diplomático, dada la posición de Beijing, que entre Washington y Moscú ha sido un sólido respaldo de la última en el terreno económico y diplomático. Los ejercicios se realizaron con “fuego real” tanto en tierra como en el mar y aire.

Las operaciones de entrenamiento militar entre países aliados se están convirtiendo cada vez más en una herramienta de la diplomacia y la política exterior, y Estados Unidos y sus aliados los realizan en paralelo. Estados Unidos está llevando a cabo ejercicios con Corea del Sur a menos de 32 kilómetros de la frontera con Corea del Norte. Este país viene realizando lanzamiento de misiles experimentales pero con clara connotación político-estratégica, acentuando la inestabilidad regional al mismo tiempo que está vendiendo equipos militares a Rusia. Cabe señalar que dos semanas antes, Australia y Canadá participaron de un ejercicio conjunto con las fuerzas norteamericanas frente a la costa de Hawai, en los cuales participaron también fuerzas de Corea del Sur y Japón. También Estados Unidos ha realizado ejercicios militares bilaterales con otros países. Tal ha sido el caso de Marruecos. En este país, fuerzas estadounidenses realizaron ejercicios militares conjuntos con las fuerzas locales (Marruecos integra la decena de países que cooperan con la OTAN en la guerra de Ucrania). El ejercicio se denominó “León Africano” y participaron 7000 hombres en regiones cercanas a la frontera de Argelia. España iba a participar también, dado sus intereses estratégicos en la región, pero a último momento suspendió su presencia. Como respuesta a las maniobras estadounidenses en Marruecos, Argelia confirmó su participación en el Vostok 2022 y anunció que en noviembre realizará en su territorio los primeros ejercicios militares con Rusia, denominados “Escudo del Desierto”, a 50 kilómetros de su frontera con Marruecos. Las fuerzas conjuntas ruso-argelinas simularán una operación antiterrorista con participación de paracaidistas de la infantería mecanizada rusa. Será la primera vez que fuerzas rusas se despliegan en este país africano. Argelia se ha transformado en un proveedor vital de gas para Europa en este momento.

En conclusión: el ejercicio militar Vostok realizado por Rusia en Siberia con otros 14 países, incluidos China e India, es una respuesta al aislamiento que está sufriendo en el mundo occidental; desde el punto de vista militar, el 90% de los hombres y equipos los aporta Rusia, y la presencia de varios países es más simbólica que cuantitativa; Putin se hizo presente en los ejercicios, destacando su relevancia y en particular las acciones ruso-chinas en el Mar de Japón; por último, los ejercicios militares combinados entre países se están transformando en una herramienta eficaz de la diplomacia y la política exterior.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s