Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los 70: la década que siempre vuelve

La distancia temporal que puede marcar la diferencia entre historia y periodismo de investigación no es objetiva. En este libro el autor ha sabido  combinar ambas capacidades.

677875___n.jpg

  

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Mundo arrow La defensa en 2040

La defensa en 2040 PDF Imprimir E-Mail
May-05-21, por Rosendo Fraga
 
 

El documento Global Trends elaborado cada 4 años por el Consejo de Inteligencia de EEUU y presentado en marzo, permite una aproximación a la visión estadounidense sobre la seguridad internacional en 2040. Tomando la tesis de Joseph Nye del poder duro y el poder blando, el informe sostiene que en las próximas dos décadas el factor militar y el económico -las manifestaciones más relevantes del "poder duro"- seguirán siendo las decisivas para la proyección del poder de los países. 

El primero porque otorga seguridad y el segundo porque permite la expansión y el bienestar. Ello no implica que el "poder blando" -la cultura, el deporte, el turismo, la moda, la forma de consumo, etc.- deje de ejercer influencia y sea utilizado por la llamada "diplomacia pública". Pero sin las primeras, no podrán proyectar poder. En algunos pasajes el informe agrega otros dos componentes del "poder duro": la población y la tecnología. Décadas atrás, las grandes poblaciones eran vistas como un problema que limitaba la proyección de poder de un país. Eran las épocas en las cuales China establecía la ley del hijo único e India y Brasil eran considerados países sin futuro por no poder integrar grandes poblaciones derivadas de la alta tasa de natalidad de la pobreza. Ahora la visión cambió. Sociedades avejentadas se ven en dificultades para sostener económicamente a sus mayores y necesitadas de migrantes para el trabajo físico. En cambio, las grandes poblaciones, si logran ser educadas, tienen una ventaja importante para la productividad económica. En cuanto a la tecnología, es claro que implica poder en cuanto a la capacidad de control de los estados que amplía, y por su uso como instrumento político y militar. 

En la perspectiva de los países, divide al mundo entre grandes potencias globales y potencias regionales. Comienza por China y Estados Unidos, las dos potencias centrales durante las próximas décadas y probablemente más allá. En este documento Estados Unidos no se auto-analiza; en cambio, respecto a China, destaca sus vulnerabilidades. Sostiene que en los próximos 20 años estará concentrada en lo militar y en aumentar su influencia en Asia, más que disputar un dominio global. 

En un rango menor incluye a dos potencias con características opuestas: Rusia y la Unión Europea. Respecto a la primera, señala que la combinación entre economía débil e instrumento militar fuerte se mantendrá. Es más, prevé mayor declinación económica creciendo sólo 2%, sin que ello altere sustancialmente su capacidad militar. Considera que Rusia seguirá siendo la potencia dominante en lo que fuera el espacio soviético y más allá del mismo. Respecto a Europa, sería a la inversa: un actor económico fuerte, pero débil militarmente. Ubica el poder europeo más en el "poder blando" y su capacidad de influir en la elaboración de normas internacionales. 

La India lo plantea como interrogante: podría ser una potencia global, pero también quedar limitada a ser una potencia regional del Indo-Pacífico. Destaca que la población -en 2027 pasaría a ser el país con más habitantes del mundo- juega a su favor. Pero tiene conflictos étnicos y todavía bajo nivel de educación en los sectores de menores ingresos. Agrega dos potencias: Japón y el Reino Unido. Respecto al primero, sostiene que seguirá siendo económicamente dependiente de China por el comercio y sus inversiones, pero al mismo tiempo dependerá de Estados Unidos en lo militar. Pero Japón es la tercera economía del mundo, tiene una población educada -aunque avejentada- y capacidad para la innovación. Respecto al Reino Unido, dice que su poder sobredimensionado en lo militar y financiero le seguirán dando un rol global, siendo el éxito del Brexit un punto crucial a resolver en las próximas dos décadas. 

El Global Trends 2040 define ocho potencias regionales, todas fuera del mundo occidental en términos geográficos. En el sur de Asia está Indonesia, que por su población (casi 300 millones de habitantes) está llamada a ser líder del sudeste asiático. En Oceanía la potencia regional es Australia por su capacidad tecnológica, a la vez que es productor de materias primas y un país crecientemente enfrentado con China y aliado de Estados Unidos, Japón e India en el Grupo QUAD. 

Pasando al África, define como potencia regional a Nigeria. Es el país más poblado de África (más de 100 millones de habitantes) y primer productor de petróleo del continente. En América Latina la potencia regional es Brasil por población, territorio y economía. En las monarquías del Golfo hay dos potencias regionales: Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Lo son por su poder militar y su capacidad económica, aunque ésta es muy dependiente de los precios del petróleo. Estas dos monarquías lideran el islám sunita, pero también ubica como potencia regional a Irán, que es el líder del islám chiita y tiene vocación de expansión política y militar en el Medio Oriente. La octava potencia regional es Turquía. Proyecta su influencia al Cercano Oriente, el Cáucaso, Asia Central y el Mediterráneo Oriental. Seis de las ocho potencias regionales tienen altos porcentajes de población musulmana. El informe también ubica a lo que llama "países saboteadores", con intención de alterar la seguridad internacional: el mencionado Irán y Corea del Norte. Adjudica a Rusia también tener este tipo de actitudes. 

En cuanto a las características del futuro conflicto militar, su descripción coincide con la de la llamada "guerra híbrida". Plantea que la actividad militar tendrá que avanzar con las nuevas tecnologías como arma e instrumento. Tendrán que adaptarse a la inteligencia artificial y tener mayor capacidad de actuar en el ciberespacio. Reconoce que la carrera espacial se intensificará en las próximas dos décadas, y que los países que lleguen primero a la Luna y Marte tendrán ventajas militares y comerciales. 

Estima que el riesgo de empleo de armas nucleares por parte de actores no estatales e incluso terroristas aumentará por la imperfección de los controles de no proliferación. Los sistemas militares desarrollarán armas no nucleares de mayor precisión y capacidad de destrucción. Las Fuerzas Armadas convencionales seguirán siendo el eje de la capacidad militar de los estados. Pero deberán articularse cada vez más con las operaciones en el ciberespacio, el accionar de milicias, contratistas privados y de fuerzas especiales encubiertas, que es el escenario de la "guerra híbrida". 

La guerra convencional entre grandes potencias la considera improbable, salvo error de cálculo. Un conflicto sólo tecnológico y cibernético es una posibilidad, pero será difícil mantenerlo circunscripto a estos ámbitos. Remarca la importancia creciente del Ártico -única región donde prevé diferencias entre China y Rusia- y la extensión de las potencias por el control del subsuelo marítimo.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores