Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los 70: la década que siempre vuelve

La distancia temporal que puede marcar la diferencia entre historia y periodismo de investigación no es objetiva. En este libro el autor ha sabido  combinar ambas capacidades.

677875___n.jpg

  

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Argentina arrow El decisivo peso electoral de la provincia de Buenos Aires

El decisivo peso electoral de la provincia de Buenos Aires PDF Imprimir E-Mail
Feb-01-21, por Rosendo Fraga
 
 

Una elección presidencial tiene una interpretación clara en el resultado, un ganador indiscutible; pero en una elección legislativa de medio mandato, la interpretación de quién ganó es más compleja. Las circunstancias hacen que la provincia de Buenos Aires juegue un rol central. 

Atrás en el tiempo, el golpe contra Arturo Frondizi se decantó por la situación política que creó un triunfo peronista en la provincia de Buenos Aires, aunque la UCRI -el oficialismo- ganara en la suma nacional de votos. Más cerca en el tiempo, en 2005, la batalla electoral central se libró, como suele suceder, en la provincia de Buenos Aires. Este distrito realizó elección de senadores nacionales además de la de diputados, y la primera concentró la atención política. 

La lista del oficialismo nacional presentó la candidatura a senadora de Cristina Kirchner, y la del peronismo disidente la de Hilda "Chiche" Duhalde. Se impuso la primera con el 45,7% de los votos frente al 20,4% de la segunda. En el plano nacional, la victoria kirchnerista fue contundente. En la elección legislativa de junio de 2009, el kirchnerismo había adelantado la elección 4 meses previendo que ello lo favorecería en términos económicos, aunque no fue así. En ese entonces, en la provincia de Buenos Aires, ganó la lista que encabezaba Francisco de Narváez, que se nutría de disidentes peronistas bonaerenses y votantes de Macri, que en ese momento gobernaba la Ciudad de Buenos Aires. 

En esta ocasión, el primero se impuso con 34,6%, pero el efecto político fue muy grande, porque el primer candidato del oficialismo nacional -Frente para la Victoria- era nada menos que el ex presidente Néstor Kirchner, que fue derrotado con el 32,18% de los votos. Si bien a nivel nacional Unión PRO obtuvo el 19% de los votos contra el 29,5% del Acuerdo Cívico y Social y el 28,7% del Frente para la Victoria -es decir que quedó en tercer lugar-, la foto política de aquella noche que todavía hoy perdura es la de Francisco de Narváez derrotando a Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires. 

La elección legislativa que tuvo lugar en octubre de 2013 dio la victoria a la lista del peronismo disidente que se presentó con el partido Frente Renovador, que en ese momento encabezaba Sergio Massa como intendente de Tigre. Éste se impuso con el 43,9% frente a la lista del kirchnerismo que llevó a Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora, que obtuvo el 32,3% de los votos. En 2017, en la elección legislativa en la provincia de Buenos Aires, vuelven a votarse senadores nacionales. Se impuso la lista de Cambiemos que llevó como primer candidato a senador a Esteban Bullrich, contra la lista del Frente para la Victoria, que encabezaba la entonces ex presidente Cristina Kirchner. El primero se impuso con el 41,3% de los votos frente al 37,3% de la segunda. 

Además de Unidad Ciudadana (la encarnación elegida por el kirchnerismo para esa elección), el peronismo tuvo dos divisiones más en el territorio bonaerense: la Coalición 1País encabezada por Sergio Massa y Margarita Stolbizer, y el Frente Justicialista Cumplir, del ex ministro de Transporte del kirchnerismo, Florencio Randazzo. Hasta acá surge claramente que el "efecto ganador" en una elección legislativa de medio mandato lo determina la elección bonaerense y no tanto la suma total de votos a nivel nacional. También es claro que en la provincia de Buenos Aires, la suma del peronismo unido bajo una misma lista termina dando algo más de la mitad de los votos e inclusive, en alguna oportunidad, más de dos tercios. 

La Argentina ha tenido siempre un sistema presidencialista, con lo cual el resultado electoral se evalúa en cuanto a efectos políticos más que por la cantidad de votos. La provincia de Buenos Aires tiene 70 de los 257 diputados nacionales y renueva la mitad (35) cada dos años. Si las dos primeras fuerzas obtuvieran por ejemplo 15 bancas cada una, el efecto no es de un empate, sino de que el ganador es el que obtuvo un voto más que el otro. Con estos antecedentes, la elección bonaerense de octubre de 2021 será decisiva en cuanto al efecto político de la elección. 

Si una derrota del oficialismo nacional se da en la provincia de Buenos Aires, aunque no en la suma nacional de votos, el efecto ganador favorecería a la oposición, pese a ello. El peronismo unido en la provincia de Buenos Aires da claramente más oportunidades de triunfo al oficialismo. En este contexto adquiere relevancia la intención, en la cual coinciden la vicepresidente y el presidente, de que Máximo Kirchner, presidente del bloque del Frente de Todos en Diputados, sea presidente del Partido Justicialista bonaerense en marzo de este año, precipitando la acefalía de las actuales autoridades, cuyo mandato vence en diciembre de 2021. Paradójicamente, el intendente de Esteban Echevarría, Fernando Gray, presidente del peronismo hasta esa fecha, se resiste a renunciar anticipadamente para hacerlo posible. Han pasado más de 40 días desde el anuncio de que Máximo será su reemplazante y todavía no ha renunciado ninguno de los casi 1.000 congresales necesarios para facilitarlo. Las PASO por ahora no se han suspendido; al contrario, los primeros avances para realizarlas ya se han puesto en marcha. 

La Cámpora ha jugado un rol decisivo en forzar la realización de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias que los gobernadores y la Casa Rosada preferían suspender por la situación excepcional que creó la pandemia. Una oposición dividida en la provincia de Buenos Aires -como hoy parece ser el caso- aumenta las chances del oficialismo. 

Para el oficialismo, además del efecto político ganador que implica un triunfo en la provincia de Buenos Aires, está la oportunidad de alcanzar la mayoría absoluta en Diputados, para lo cual necesita 10 bancas más. La mitad de los diputados que se renuevan en 2021 fueron electos en 2017, cuando Cambiemos ganó a nivel nacional. De sus 119 diputados, el Frente de Todos renueva 51, es decir, menos de la mitad. Eso le facilita obtener bancas. Juntos por el Cambio renueva 60 de sus 115. Aunque repitiera la victoria de hace 4 años, no ganaría ninguna banca. 

Hay 17 diputados de dos bancadas -la que responde a Roberto Lavagna y la denominada Federalismo y Desarrollo, integrada por peronistas disidentes y legisladores escindidos del PRO- con los cuales el oficialismo ha negociado para alcanzar la minoría. De ellos se renuevan 11, es decir, más de la mitad. Es otra oportunidad para el oficialismo de sumar alguna banca más. En el Senado, donde la mayoría del Frente de Todos es amplia (tiene 41 senadores sobre 72), el oficialismo no tiene riesgo y la retendrá. Para alcanzar la mayoría, Juntos por el Cambio necesitaría sumar 12 bancas más y ello es imposible. En cambio, para llegar a los dos tercios -la mayoría calificada-, el Frente de Todos necesitaría sumar 7: muy difícil, pero no imposible.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores