Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

Los valores del Martín Fierro 

La tragedia de los rugbiers de Villa Gesell que bien puede calificarse como "homicidio en banda", es cuestionada por nuestro poema nacional.

Martin_fierro_1894_1.jpg

 

Reseñas anteriores:

Parar la pelota. 

Perón íntimo

Julio Argentino Roca. Un lugar incómodo en el pensamiento nacional 

 

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Argentina arrow El avance de Cristina

El avance de Cristina PDF Imprimir E-Mail
Oct-04-20, por Rosendo Fraga
 
 

El alineamiento del presidente con la estrategia política de la vicepresidente domina el escenario político. La semana pasada la CGT intentó reorganizar el "albertismo": la propuesta concreta fue realizar un gran acto el 17 de octubre cuando se cumplen 75 años desde que emergió el peronismo en la política argentina. El eje propuesto fue una movilización multitudinaria con distanciamiento social. El acto en sí se inscribía dentro de la idea de retomar el control de la calle, el que ha estado en manos de la oposición y sus "banderazos" durante la pandemia hasta hoy. 

Tras 48 horas de analizar la propuesta, el presidente la desechó. Fue sustituida -hasta ahora- por un gran acto sólo virtual, con la presencia conjunta de presidente y vice. El acto quedó así diluido por la "prudencia" de la Casa Rosada y la actitud del kirchnerismo de transformarlo en un acto de unidad. La CGT también propuso lanzar la candidatura de Alberto Fernández para presidente del PJ, cuyas autoridades vienen postergando la renovación. La intención es que los gobernadores sean los protagonistas de este movimiento, pero hasta ahora ninguno se ha movido en esta dirección. La idea del presidente parece ser evitar los conflictos con el kirchnerismo y unificar su agenda con la de la vicepresidencia. En la relación con la oposición, claramente se ha impuesto la política de confrontación que impulsa el kirchnerismo. Esto se manifiesta en el Congreso y en el hecho de que los contactos siguen, pero ahora son ocultos para no darle significación política. 

En la Justicia el presidente, que meses atrás dijo que para él no habría que ampliar la Corte y que aspiraba a tener una buena relación con ella, ha derivado a una actitud de confrontación. Alberto Fernández tenía buena relación de sus tiempos como jefe de gabinete de Néstor Kirchner con miembros del Máximo Tribunal, como Ricado Lorenzetti. Pero ello no ha impedido que hoy el presidente esté enfrentado con la Corte en el marco de la política del kirchnerismo de alinear el Poder Judicial con sus objetivos políticos. 

En la semana que se inicia, el Máximo Tribunal deberá tomar decisiones respecto a la causa que se ha abierto por el reemplazo en sus juzgados de tres magistrados que tienen causas importantes para la vicepresidenta y que tienen precedentes de haber fallado en su contra. No habría unidad de criterio entre los 5 miembros de la Corte en el tema. El presidente Fernández atacó al presidente de la Corte (Rosenkrantz) por acelerar el tratamiento de la causa -el kirchnerismo quiere impulsar juicios políticos que fueron presentados en su contra-, pero también criticó al Máximo Tribunal por no haber cumplido la ley que obliga a implementar políticas de género en el sector público, sancionada hace una década. 

Este punto lo respondió Highton de Nolasco (la única mujer que integra la Corte), quien refutó al presidente recordando todas las medidas tomadas de acuerdo con la ley desde que se hiciera cargo su predecesora, Carmen Argibay. No era la intención del presidente cuando asumió (ni hasta hace pocas semanas) tener un conflicto con la Corte, que da imagen de giro hacia el autoritarismo del Gobierno. 

El proyecto de gravar por única vez a los grandes patrimonios es otro hecho que muestra el alineamiento del presidente con la vicepresidenta. Es un proyecto impulsado por los diputados Máximo Kirchner y Carlos Heller de hace casi seis meses. Cuando surgió, el Ejecutivo hizo saber que no lo acompañaba y trató de demorar su presentación. Ahora el proyecto obtuvo media sanción en Diputados y será aprobado en el Senado, donde 41 senadores le dan al personismo 5 bancas más de las necesarias para alcanzar la mayoría. 

El problema cambiario generado por confusas medidas y contramedidas del Banco Central y la ANSES muestran ante todo la consecuencia de la modalidad del presidente de no reunir el Gabinete -lo hizo una sola vez desde el 10 de diciembre- y no querer tener ministro de Economía, optando por tener dividida la cartera en distintos funcionarios. No ha sido un conflicto claro entre la Casa Rosada y el kirchnerismo, pero ha mostrado la tensión que existe respecto al área económica. 

Uno de los diputados de La Cámpora sostuvo en las discusiones que Argentina podía presentar un nuevo modelo, el de Cuba y Venezuela pero exitoso, porque tiene asegurado un acceso a los dólares del campo, y con eso puede financiar un proyecto de economía popular. Los márgenes de la discusión dentro del oficialismo parecen haber perdido el control del presidente. La negociación con el Fondo Monetario podrá comenzar en octubre, pero tiene tiempos demasiado largos frente a la vorágine de la política argentina. 

La velocidad de los acontecimientos y el liderazgo de la vicepresidenta son las dos notas centrales. Los 30 días que fueron del 24 de agosto al 24 de septiembre comenzaron con la afirmación de Duhalde de que Argentina estaba frente a una guerra civil, golpe militar o estallido social; el 29 del mismo mes, en la Casa de Gobierno, la vicepresidenta se hizo presente por primera vez desde el 10 de diciembre, en la presentación sobre la renegociación de la deuda; el 6 de septiembre tuvo lugar la rebelión en la policía bonaerense; después estalló el conflicto alrededor de las medidas cambiarias; seguidamente Duhalde reapareció diciendo que lo veo a Alberto Fernández "groggy" como a De la Rúa en su final; y ahora se plantea la discusión sobre el acto del 17 de octubre. 

Cuando empezó la pandemia fue claro que el presidente pasó a dar prioridad a su imagen y la vicepresidenta, en cambio, se concentró en "acumular poder"; ella lo hizo en forma muy eficaz, pero en el caso del presidente, los más de seis meses y medio de cuarentena fueron desgastando su imagen. Encuestas que se analizan en Casa de Gobierno muestran que al iniciarse la cuarentena hacia fines de marzo la imagen positiva del presidente era 27 puntos más que la de la vicepresidenta. En cambio ahora es de sólo 9, es decir que la imagen del presidente ha bajado pero la de la vicepresidente se mantiene relativamente estable. 

En este contexto, la reaparición pública de Cristina Kirchner el 29 de agosto se transformó en un acelerador del proceso político, pareciendo asumir el lema de La Cámpora de "vamos por más, vamos por todo". Pero hay dos problemas centrales que evolucionan negativamente para el Gobierno. El primero es el social: de acuerdo al Indec, el desempleo llegó en el segundo trimestre a 13,1%, pero cayó 9,2 la tasa de actividad, que es la gente que quiere trabajar (es el segundo trimestre, cuando las restricciones tuvieron mayor intensidad). 

Esto está revelando que la caída del empleo es mucho más importante de lo que refleja la medición del desempleo. También desde ya aumentó la desigualdad, la cantidad de gente que recurre a los comedores populares y la medición de la pobreza en este trimestre habría alcanzado el 45%, proyectándose al 50% para fin de año, mientras que la pobreza en los menores llegaría, según Unicef, al 62,5%. 

El otro problema es la pandemia, donde los resultados son claramente negativos. Los 3.500 muertos más que aparecieron en la provincia de Buenos Aires al cambiar el sistema de medición muestra una falta de control realmente injustificable. En su desempeño semanal, según la Universidad Johns Hopkins, la Argentina continúa entre los 10 peores países (sigue en el 4° lugar), pero con una cantidad de muertos cada 100.000 habitantes para la última semana de 6,1, la peor cifra para cualquiera de estos 10 países desde el 16 de agosto. Tomando las últimas 6 semanas, la evolución de contagios cada 100.000 habitantes en el país también es negativa: 107,2, 144,8, 158,5, 167,8, 171,8 y 178,7.

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

      ELECCIONES 2019

SITIOS WEB RELACIONADOS !! (NUEVO) 

WEB ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS MORALES Y POLÍTICAS

     WEB SITIO "ROCA HOY"      

  

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores