Navegador



Balance 
Militar de
América
del Sur 2017
:

Presentación
Prólogo
Comentario
Adelanto
Adquisición

Buscador

Investigaciones sobre Defensa

        RESEÑAS

"Locos de Dios". Huellas proféticas en el ideal de justicia, por Santiago Kovadloff 

 La vinculación del pensamiento clásico con el presente, no solo resulta conveniente sino también   necesario.

 

     

portada_locos_de_dios_mod_3.jpg

Suscripción a newsletter

Si desea recibir nuestro newsletter, por favor ingrese sus datos.
 
Inicio arrow Análisis arrow Argentina arrow Paro general de la CGT

Paro general de la CGT PDF Imprimir E-Mail
Jun-29-18, por Rosendo Fraga
 
 

El paro general no es algo extraño en la vida político-sindical de Argentina.

Desde el restablecimiento de la democracia en diciembre de 1983, han tenido lugar 40 paros generales.

Es cierto que los gobiernos radicales, se han caracterizado por mayor intensidad de este tipo de protestas. Raúl Alfonsín tuvo 13 en cinco años y medio de gobierno y Fernando De Rúa 8, en dos.

A su vez. Mauricio Macri ha tenido 3 en dos años y medio. Es así el Presidente no-peronista, con menos paros generales.

Pero no ha sido una situación que ha afectado sólo a los gobiernos no-peronistas.

Eduardo Duhalde en su año y cinco meses de gobierno, tuvo 5. Néstor Kirchner nada más que uno sobre el final de su mandato, provocado por el rechazo a un docente muerto en una protesta en Neuquén.

La decena restante, se la reparten Cristina Fernández de Kirchner y Carlos Menem, la mayoría en sus respectivos segundos mandatos.

Al comenzar junio, el gobierno negociaba evitar el paro. La CGT -que pese a sus divisiones negociaba ya en conjunto- había presentado cinco puntos para negociar el levantamiento del paro.

Macri accedió a dos de ellos: devolver a las obras sociales sindicales el dinero retenido durante el kirchnerismo, lo que implicaba firmar un decreto para entregarles entre 6.000 y 4.600 millones de pesos y no tocar el régimen del despido en la reforma laboral en marcha.

Logrados estos dos puntos, la CGT reclamó un tercero: que el medio aguinaldo a cobrarse a fin de junio, no pagara el impuesto a las ganancias. Macri consideró que ya había cedido bastante y decidió interrumpir la negociación.

La CGT decidió así ir al paro a mediados de junio, justo cuando las dos CTA, los docentes, camioneros y otros sectores del sindicalismo peronista., junto con movimientos sociales, realizaron un paro y movilización.

El ministro de Trabajo Jorge Triaca, había declarado la conciliación obligatoria en el conflicto salarial de camioneros el 4 de junio, por la cual el sindicato no puede realizar medidas de fuerza.

Pero el líder de los camioneros, Hugo Moyano, convocó el paro para mediados del mes. El Ministro de Trabajo reaccionó anunciando que imponía una multa de 900 millones de pesos al sindicato por violar la conciliación obligatoria. Pero el dirigente camionero siguió adelante, ya con la CGT habiendo ratificado el paro general para el 25 de junio.

El mencionado paro de camioneros, docentes y otros, terminó siendo una suerte de "precalentamiento" para el paro general que tuvo lugar diez días después.

La clave del éxito de la medida de fuerza fueron los gremios del transporte, que paralizaron en su totalidad el aéreo, terrestre (ferroviarios, UTA, camioneros, etc.) y marítimo. En conjunto con casi medio centenar de gremios.

La excepción fueron los taxistas. Como es usual en los paros generales, trabajan los que son conducidos por sus dueños y el paro se limita al sindicato de peones, que está en relación de dependencia respecto a los primeros.

El triunviro de la CGT que representa a Moyano (Carlos Schmid), dijo que fue el paro más grande en diez años. Pararon la CGT con todas sus líneas; sectores del sindicalismo peronista que se han alejado de la central obrera (Corriente Federal, Masa, etc.); el sindicalismo combativo de las dos CTA; los movimientos sociales "dialoguistas" y sectores de la izquierda. Los dos últimos, realizaron cortes en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires y en todo el país.

Tras el paro, la CGT pasa a discutir si prepara y lanza un "plan de lucha" para dar continuidad al paro general, o acepta la propuesta de dialogo del gobierno, que será sector por sector y que ya comenzó por el gremio de la construcción.

La critica situación social que tendrá lugar en el segundo semestre, dará más espacio a los gremios más críticos frente al gobierno que a los más dialoguistas.

Por su parte el gobierno, a través de Macri, su jefe de Gabinete Marcos Peña y Triaca, primero dijo que mantenía el diálogo pese al paro, después que no le interesaba dialogar con quienes paraban y finalmente optó por la estrategia del caso por caso, en la cual parece haber tenido protagonismo el ministro del Interior Rogelio Frigerio.

Seguramente este paro no será un hecho aislado, sino el inicio de un plan de lucha más amplio y prolongado.

 

 
Documentos del CENM
¡nuevo!

Una visión de largo plazo:
Análisis del documento “Tendencias globales 2035” del Consejo de Inteligencia de los EEUU

ACTUALIDAD

ARGENTINA
Tomar decisiones sin compartir costos

LATINOAMÉRICA
América Latina al culminar marzo

INTERNACIONAL
El mundo entre Trump, Xi y Putin

EVOLUCIÓN SOCIOPOLÍTICA
Balance de la conflictividad social argentina durante septiembre

DEFENSA
Las reservas de las Fuerzas Armadas: una necesidad actual

OPINIÓN PÚBLICA
Una campaña de 20 meses

OPINIÓN
Proyección del bicentenario de Chacabuco

SECCIONES

ARGENTINA

BOLIVIA
BRASIL

CHILE

COLOMBIA
COYUNTURA
CUBA
DEFENSA
EL SALVADOR
EVOLUCION SOCIOPOLITICA
HONDURAS
IBEROAMERICA
INTERNACIONAL
LAS AMERICAS
LATINOAMERICA

MEXICO

MUNDO
NICARAGUA
OPINION PUBLICA
PARAGUAY

PERU

URUGUAY

VENEZUELA

Opinion Publica Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de Argentina Indicadores de opinion publica de America Latina

Archivo historico banner_cp.jpg


Indicadores