Notas para preparar un análisis de la Argentina
Francisco Rojas Araverna
 
por Hugo Martini Abr-24-02

La renuncia del ministro Remes Lenicov produjo sobre la Argentina un efecto de liberación de contenidos reprimidos - una especie de catarsis - sobre los que nadie quería hablar, pero que son la base de la crisis política del país. Esta simple enumeración de datos no tiene otro objetivo que aportar notas para la construcción del análisis político.

1. Eduardo Duhalde es el responsable de sus planes de gobierno. Su naturaleza lo lleva a parecerse a Perón, no a Menem o De la Rúa, quiénes delegaban el diseño y la instrumentación de las ideas económicas en sus ministros de economía.

2. Su legitimidad como Presidente depende de la voluntad de los gobernadores que consintieron su designación. Este es un caso inédito en la Argentina contemporánea. Hay que remontarse al siglo XIX para que aparezca una frase que diga - conceptualmente - algo parecido a ésta: "los gobernadores de Rosas". Ellos lo crearon en la década de 1830, ellos lo destituyeron en Caseros.

3. En la Argentina no existe hoy un régimen parlamentario -aunque lo parezca -sino un sistema preconstitucional dominado por la autoridad de las provincias. La prueba es muy simple: si ningún gobernador hubiera ido anoche a Olivos -repitiendo el escenario de diciembre en Chapadmalal con Rodríguez Saá- Duhalde hubiera tenido que renunciar.

4. Es probable que la Argentina se encamine hacia una elección presidencial. Pero está más cerca - en todo caso como secuencia previa - un Pacto similar al de San Nicolás de los Arroyos (1851), donde "los gobernadores de Rosas" presididos por Urquiza -con la excepción de los de Córdoba, Salta y Jujuy- instrumentaron un sistema para la formación de un gobierno constitucional.

5. Ese Acuerdo de San Nicolás contiene dos elementos que muestran una ironía histórica difícil de no citar: (a) la provincia de Buenos Aires se opuso al Acuerdo firmado por el resto de los gobernadores y (b) el Encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos fue el único diplomático presente hace 150 años en San Nicolás.

6. La fractura de la gobernabilidad se mantiene. En la noche de ayer - 23 de abril -dirigentes políticos, empresarios y sindicales entraban y salían de la Residencia de Olivos discutiendo la solución de la crisis. En la calle -en la Plaza de Mayo, frente al Congreso, en la puerta de la Residencia- manifestantes espontáneos y grupos predominantemente de izquierda expresaban, en su cuarto mes consecutivo -en las formas más elevadas y agresivas del lenguaje- su opinión sobre la dirigencia.

7. La crisis puede ser económica, política o social. Pero el centro real, del cual deriva todo lo demás, es la legitimidad. Napoleón se hizo coronar Emperador porque -obviamente- era un hombre ambicioso. Pero por sobre todas las cosas necesitaba un título, sin el cuál frente a los Reyes que conducían las coaliciones que enfrentaba era un bandido. El primer elemento para construir en la Argentina un análisis que contribuya a encontrar una salida debería elaborar, de alguna manera, aunque por original parezca absurdo, algún sistema que otorgue a los que gobiernan esa legitimidad.


CO PYRIGHT 2000-2001 © Nueva Mayoria.com
All Rights Reserved