NuevaMayoría.com
El portal sociopolítico de Iberoamérica
Rosendo Fraga

La Política de Defensa Argentina en Democracia 1983-2003
 

Oct-25-04 - por Rosendo Fraga

Editorial Centro de Estudios Nueva Mayoría, Colección Estudios Nº 43, Buenos Aires 2004, 147 P.
Editorial Centro de Estudios Nueva Mayoría, Colección Estudios Nº 43, Buenos Aires 2004, 147 P.

La política de defensa durante los últimos veinte años de democracia, constituye el trabajo empírico más importante realizado hasta el presente en la Argentina que recoge de boca de los mismos protagonistas que tuvieron a su cargo el diseño y la ejecución de esta política, los resultados de sus experiencias concretas.

La base del trabajo es un completo estudio de campo constituido por entrevistas personales a los ministros de Defensa, los secretarios del área y los jefes de Estado Mayor que ejercieron sus funciones entre 1983 y 2003.

La metodología se valió de un amplio cuestionario que incluyó la posibilidad de respuestas abiertas que aportaron conceptos por demás interesantes para comprender los problemas y limitaciones que enfrentaron quienes tuvieron a su cargo en estos años los roles claves en el área de defensa.

De cuarenta y seis civiles y militares que ocuparon estas funciones en los veinte años que comprende el estudio, contestaron el 69,5% de ellos -varios ya han fallecido- lo que da una base cuantitativa muy consiste para realizar un estudio de este tipo.

El capítulo I contiene las conclusiones generales a las que se llegó después de analizar tanto los resultados de las respuestas al cuestionario cerrado, como los comentarios y aportes de las preguntas abiertas que espontáneamente los entrevistados quisieron agregar.

Al referirse a la relación entre el poder político y la defensa, los funcionarios políticos mencionaron como causas de las tensiones, los juicios derivados de las violaciones a los derechos humanos, los motines carapintadas y la subordinación de la defensa al área económica del gobierno. Por su parte quienes fueron jefes de estado mayor, señalaron otras, como la ausencia de una verdadera política de defensa, la ineficacia del Ministerio como estructura, pero coincidiendo con los dos anteriores.

En lo que hace a la relación entre las Fuerzas Armadas y la sociedad, tanto funcionarios civiles como militares coincidieron en que esta relación es poco satisfactoria, destacando que tras un fuerte deterioro inicial en los años ochenta, la situación fue mejorando gradualmente durante los años noventa, para agravarse en la actualidad no percibiéndose una mejora en el largo plazo. También fue coincidente la percepción de que dentro de los sucesivos gabinetes la prioridad por la defensa fue muy baja, situación que se mantiene en el actual.

Se trata de una evaluación realista que recoge con objetividad el testimonio de los protagonistas y aporta un material sin precedentes para el análisis y evaluación de lo que ha sucedido con la política de defensa lo que también resulta útil para debatir y discutir lo que sucederá en el futuro.

El capítulo II contiene el análisis de los resultados de las preguntas cerradas exclusivamente. En cada uno de los casos (relación del poder político con las Fuerzas Armadas y de defensa en general, la relación con el Poder Legislativo, con otros sectores, de la sociedad, con países y organismos internacionales, etc.) se vuelca la opinión en términos de la calidad de esta relación, en cuanto a su intensidad y la percepción de cuál será su evolución futura. En cada uno de estos aspectos se pidió una calificación entre 0 y 5, siendo la más alta la mejor.

En esta parte -como resulta inevitable- los protagonistas de la política de defensa, tienden a evaluar como mejor la relación con las Fuerzas Armadas en el período que les tocó actuar, que en la actualidad. Algo similar sucede al evaluar la relación entre las Fuerzas Armadas y la sociedad, se tiende a ponderar la relación durante la propia gestión y se supone una leve mejora en el futuro. Se registra una clara coincidencia sobre lo positivo que resultan las relaciones militares bilaterales y multilaterales.

En cuanto al capítulo III, incluye el resultado de las preguntas abiertas en las cuales los interrogados se explayaron con comentarios, opiniones, argumentos, experiencias y sugerencias, las que fueron volcadas junto con los resultados cuantitativos que también pudieron extraerse de estas preguntas.

Tomando como ejemplo la pregunta de qué factor fue el que incidió más negativamente en la propia gestión, la coincidencia mayoritaria se dio al señalar a la limitación presupuestaria. Al indagarse sobre el marco jurídico, se registra una coincidencia generalizada en que la ley de reestructuración es positiva, pero que no ha tenido efectos prácticos. Para mejorar las relaciones militares bilaterales y multilaterales, se destacó la utilidad de los ejercicios.

En lo que hace al capítulo IV, se realiza una trascripción parcial de las respuestas abiertas textuales más relevantes que permite tener la impresión directa de lo dicho por los entrevistados. En todos los casos se ha mantenido el anonimato sobre quién dio cada respuesta, ya que fue una regla impuesta en el estudio para permitir que los ex ministros, secretarios y los ex jefes de Estado Mayor se pudieron expresar con la mayor libertad posible.

En la pregunta sobre qué puede hacerse para mejorar las relaciones entre las Fuerzas Armadas y la Sociedad, se registraron respuestas como "intensificar las relaciones cívico-militares en el ámbito universitario..., exponer la necesidad de preservar la integridad territorial..., exponer sobre la conveniencia de una política de defensa eficaz y eficiente, elaborada en paz, y no tener que improvisar ante un ataque externo..., incorporar esta materia (defensa nacional) en los programas de educación de los distintos niveles..."

El texto completo del cuestionario, así como la comparación porcentual de las respuestas cerradas por grupos de pertenencia y la evaluación individual de las respuestas dominantes, podrán consultarse vía internet en el sitio www.nuevamayoria.com, en la sección de defensa y seguridad.

Tanto las entrevistas personales a los protagonistas, como la sistematización y evaluación de las respuestas y el informe final que se publica en este volumen, fueron realizadas por el Instituto de Defensa y Seguridad que funciona en el Centro de Estudios Nueva Mayoría cuyo director es el general de brigada (R) Héctor Horacio Gasquet y sus integrantes: almirante (R) Emilio J. Osses; brigadier general (R) Rubén M. Montenegro; brigadier mayor (R) Carlos E. Corino; general de división (R) David U. Comini; vicealmirante (R) José del Carmen Heredia; coronel (R) Gustavo G. Menéndez; capitán de navío (R) Juan Carlos Cairo; capitán de navío (R) Eduardo Llorens y teniente coronel (R) Néstor J. Cruces.

Además de constituir este trabajo un aporte inédito para el estudio del funcionamiento de la defensa nacional y las relaciones cívico-militares durante las últimas dos décadas, creemos que es un modelo que puede desarrollarse en otros países.

Es por eso que la metodología elaborada, puede posibilitar que sean encarados estudios similares en países como Brasil, Chile o Uruguay con los cuales sería interesante realizar un estudio comparativo.

En el mismo sentido es un modelo que puede ser utilizado para evaluar en forma similar otras áreas de gobierno como relaciones exteriores, economía, educación, trabajo, seguridad etc. durante estas décadas, lo que permitirá aproximarse a una visión concreta de la experiencia del manejo del Estado en democracia en la República Argentina.

Recomendar - Recommend Imprimir - Print Pleno Acceso - Full Access Opinar - Express Volver - Back